1.3.16

6 poemas

Catequesis
Algunos grumos del poema también conducen a Dios.
El amor es el que acaba siempre escribiendo la trama.

Oh yeah
El tacto novicio
que turba el silencio
estalla más tarde
en precoces jadeos.
Es aviso
muy breve
de purgatorios dulcísimos
donde el alma
festeja su incendio.

Domingo
Días que vibran
tocados de palmeras,
pompa, circunstancia,
aire tenso
como una flecha
ocupada en contar
el vuelo de los años.

Peter Pan
Incurre a veces el amor
en rampas, cae
entonces en la cuenta del vértigo,
da freno a la brida, broncamente
amarra las riendas antes del roto,
pero luego abre decidida altura
y zurce, a besos, los harapos del aire.

Bellísima pastora
Bellísima pastora, ah dulce musa,
en esta hora sin respuestas,
en este lugar sin propósito,
confía la prudencia al azar,
déjate desbocar el pulso,
cúbreme con tu opulencia,
que ya oigo el rumor de los aljibes
subiendo y bajando por mi sangre.

Anticuaria
En responderse cómo se muda le edad
tarda uno un tiempo formidable
que bien valdría emplear
en propósitos de mayor hondura,
en asuntos de enjundia más severa.
Se me ocurre escribir un soneto,
buscar un paisaje en un cuadro antiguo,
inventariar, en fin, los vicios del alma,
caminar sin caprichos ni presagios
las calles de mi barrio, perderme en ellas,
como si fuesen nuevas y no las extrañara,