25.10.14

el amor es siempre bossa nova


en los balnearios leer a mann, pensar en la lentitud, pensar en el tiempo, es posible que solo nos hayamos dedicado a pensar en el tiempo

el sueño del hereje es de una piedad que conmueve

los años felices de no saber, los años oscuros del conocimiento

la memoria es decimonónica, folletinesca y escandalizable

esta noche no quiero a kafka ni a kavafis ni al ku klux klan

no haberse llamado peter pan ni contemplar londres en grácil vuelo

tengo un monólogo interior que se lo quiero contar a james joyce

charlie parker en ko ko es el mejor de todos los parkers posibles, capitán, hágame caso, escuche a parker en ko ko

un corazón robado al delirio


nos fuimos muriendo todos y quedó un verso de un poema de cuando quince años

el bowie de los setenta, el del glam y el del glamour, el de las arañas de marte, ha venido a mi fiesta

la lluvia nos concierne

tengo fe absoluta en la pobreza

toda esta evidencia poco fiable de uno mismo

un novio ebrio tiene una méntula tristísima

no contar con alguien que nos cuente de qué va esto, ni un dios fiable, ni un amigo teólogo

no tener un amor con un doctorado en literaturas germánicas medievales

la escritura es flujo y la lectura es nave

los mejores años de nuestra vida son los de la herrumbre y la metáfora

volver a casa con el silencio dentro como una música

estoy absolutamente convencido de que dios no se entretiene en vigilarme

qué buen uso le doy a la montaña mágica de mann en el anaquel de los libros enclenques

tan idéntico mi amor a un ancla en mitad de la noche, tan hermoso y tan firme

qué nombré convendrá al olvido

la memoria es una puta que solo se entretiene en contradecirme

la única épica a la que aspiro es a que no se me cuele un virus en el nuevo windows ocho

nunca he estado en chinatown ni en la calle bourbon, no he escuchado a brahms en trieste ni me han besado en la periferia de burgos

se va el día convenciéndome de que no es cierto

en paz conmigo y como insomne

una habitación con la ternura dentro

un corazón robado al vértigo

este ir juntos por los escaparates sin otra certidumbre que las manos juntas y la visa en trance en la cartera

el invierno en vladivostok imprime carácter

soy insensible a la cultura filipina

no sé ni quiero saber dónde está la patria, señor administrador de fincas

esta noche sedúceme con el summertime and the living is easy

hay más cosas que no hemos dicho

el amor es siempre bossa nova

algunas familias se reúnen alrededor de la mesa y se dicen las verdades en orden alfabético

no haber sido nunca uno de los cien mil hijos de san luis

algunos gondoleros no cobran a los poetas laureados ni a las muchachas con el virgo intacto

la fatalidad hace que descarríe fortunas y talentos

a mi corazón lo malogran los anuncios de telecinco

dios te salve, o.j. simpson, qué de tiempo que no sabemos nada de tu causa                                                                         
cómo me divierto en la malandanza                                                                         

adolescente y espléndido, el ángel tañe mi lengua, el ángel turba mi lengua, el ángel festeja mi lengua, el ángel detrás de la oreja

oro suspendido en el aire como polen, vértigo recién libado, fruta muy mordida

vivir consiste en calcular con esmero los riesgos, en observar el vuelo irregular de los pájaros, en desangrarse con tibieza verbo adentro

este dolor en el costado debe ser la edad

caso de que esto acabe como sospecho, enterradme.                                                                      
la luz codicia un extravío de caballos en un sueño

un verso tomado a la ligera, uno de escasa belleza, frívolo incluso, y sin embargo, dentro la ola oscura con la que el el mar no lame nunca la orilla

las palabras con su vértigo dentro, con su fiebre

encontré, como Cortázar, como Vian, consuelo en Coltrane

subí un risco alto, vi arriba declinar el día, la noche prosperando, el aire puro, el verbo limpio

los años a lo que nos enseñan es a respetar el humo

llueve como si no hubiese otra cosa que lluvia

qué hermosa cabalgadura la noche, qué secreto liberado y bello, qué galope tan esdrújulo

 me abastece el desorden, lo abastezco de mí

a la vida la manejan mil dolores pequeños                                                                       

duele la fe, duele la luz, duele saber, por eso la incertidumbre, por eso la derecha del padre                                                                               

todo lo que tienes que contarme todavía

el aire tiene su arquitectura, su gesto de huérfano

creo que nunca he sido más feliz que leyendo a jane austen. Si de verdad entras en la cabeza de jane austen, puedes sentirte completo.


ser epicúreo está absolutamente de moda


el tiempo no es una experiencia medible.


a veces conviene una pendencia


todo me llega en segundo plano


hay lecturas que son de una intensidad a la que no alcanza la vida


todos los días aliento los mismos estupendos pecados


paulo coelho es en realidad un programa informático


a insoportable idea de que Dios exista me ha ocupado una parte del desayuno


siempre prefiero la abundancia


no haber ido nunca a París tiene sus ventajas


tengo una moralidad a prueba de cristianos


hay ciertos dolores del alma que son casi dolores físicos


un amor adolescente me sigue ocupando poemas


la literatura es un estado convulso de las cosas


el milagro ocurre siempre cuando no se le aprecia


tengo fe en lo absoluto


no soy predictivo ni tampoco quejumbroso, pero poseo la facultad de perderme y la ejerzo con arrobo


un verano en el que no pasan demasiadas cosas salvo las que no olvidas nunca


el frío desmaya perros en las avenidas de la pobreza


me estoy planteando ocuparme seriamente de mí mismo


se está perdiendo la hospitalidad.


ya nadie se deja crucificar por el viento


una novia que tuve solo leía prospectos de medicamentos. Cortamos cuando enfermó


la ceremonia que más me fascina es la de la pereza


la lluvia es algo que no siempre sucede en el pasado


de baudelaire, después de tantos años, solo me atrae el veneno


borges debía ser un aburrido de mucho cuidado con dos copas de más


bukowski debía ser un aburrido de mucho cuidado sin dos copas de más


el verdadero nombre de dios carece de morfemas de género, carece de morfemas de número

mi voz es pasto del musgo


el silbo precede al llanto


buenos días, karlheinz stockhausen, hoy todos los pájaros bendicen tu nombre


la alcoba de agatha christie tiene un muerto debajo de la cama


el dogma se escapó del bolsillo del demiurgo


hay gongoristas de Utah, hay gongoristas del Bronx, hay gongoristas de medio pelo y gongoristas afro, el gongorismo está extendido, pronto el gongorismo será una iglesia, tendrá fieles, recitarán las soledades, saldrán extasiados del culto


el lunar que tienes, cielito lindo, junto a la boca no es un asunto poético, no me pidas que le escriba un soneto, he pensado en tu pezón izquierdo, en el derecho, en los dos mirándome, bizqueando


el sueño de los héroes es azul


bellísima pastora, todo es melancolía


el profeta Hababuc no tuvo ninguna amante caldea


todas las noches son neruda


el poeta no solo fornica con su prosa


dios te salve, sigmund freud, dios salve tu barba emérita, tu capacidad de sufrimiento, tu arcángel mudable, tu reino en el aire


hay un francotirador en el texto


flipar con el envés de las palabras


no hay constancia de que oscar wilde visitara tánger


vino un coronel prusiano y me corrigió un verso muy lúbrico


hoy, siete de abril de mil novecientos noventa, no me apetece releer la montaña mágica


chet baker amó a doscientas catorce mujeres


adentro está el amor, vino a quedarse, ha pedido que no se le moleste





3 comentarios:

Miguell Soria dijo...

Las palabras bailan y se abrazan y enamoran y duelen y se cansan y vuelven y se levantan y bajan y hablan u. Idioma nuevo y nosotros. asombrados, escuchamos, escucha os hasta que le encontramos un sentido al mu do. Gracias por todo eso.

Anónimo dijo...

Es una locura el post de hoy. No me parece que se pueda comentar aquí todo lo que me provoca como lector o como persona. Hay algunas frases que son antológicas, las humorísticas, las literarias también, y me quedo con el tsunami de metáforas, de genialidades, que aplaudo como una loca.
No tengo un amor con un doctorado en literaturas medievales, pero tengo uno que está aluciando con tu página, y que me la ha recomendado muchas veces. Y yo, sin dejarme persuadir.

Gracias a los dos.

Mayca Luz

Manolo Delgado dijo...

Yo me quedo con el tercero, si es que se puede elegir. Por su sencilla profundidad, por su terrible verdad.

Un saludo, Emilio.