11.11.12

está la noche cinemascope

está la noche cinemascope y va tras un rastro de caricias
el alma como fugada por una sombra de saliva
el pecho desbocado y la sangre turbia y alucinada
codiciando el cuerpo otro en el que extraviarse
ardiendo adentro las palabras y los pájaros anunciando
un temblor en el imposible cielo que cobija este asedio

2 comentarios:

Miguel Cobo dijo...

Una noche de cine: el cine de las sábanas blancas.

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Más poesía, Miguel.