11.5.12

Amor con bossa nova


De todas las definiciones sobre el amor que he leído o escuchado me agrada una de Spinoza referida por Savater en un librito suyo sobre ética. Savatar me abastece de culturilla filosófica, de aforismos pop, de pastillitas de colores. Así sé que Spinoza dejó escrito (recito de memoria) que el amor es, en esencia, un procurarle alegría al otro, un sentirse uno inductor o causa de esa alegría. Ampliada, viajada a otro término, me vale la definición para hablar de asuntos ajenos al amor. Uno insufla alegría sin percatarse. A mí me produce una alegría enorme encontrarme con una película de la RKO de los cincuenta o con un disco de Stan Getz de cuando viajó a Brasil y se metió en vena la bossa nova y las garotas de Ipanema. Puestos a reducir mucho el argumento de Spinoza, que me perdone Borges, Savater, la escuela neoplatónica y el mercado bursátil de Frankfurt, a mí lo que da una alegría enorme, muy simplificadamente expuesto, repito, es la chica de Ipanema, la garota zumbona en las playas de Río a la caída de la tarde. La escena puede amenizarse con una banda sonora autóctona. Con el dulzor del folclore. Con Stan Getz soplando su saxo. Admito adhesiones. No me culpen por ser tan frívolo.

4 comentarios:

Joselu dijo...

Leí las preguntas a Savater y sus respuestas en El País en una entrevista on line de los lectores. Por supuesto que las preguntas están seleccionadas para el lucimiento del filósofo. Savater es interesante por lo que dice pero profundamente decepcionante por lo que calla, por lo que omite, por lo que deja de lado, por lo que esquiva. Tan preclara inteligencia sería necesaria para muchas cosas que reclaman una acción comprometida. Pero, él como otros, ha decidido sumirse en una especie de moderado escepticismo alejado de extremos en el que pueda vivir tranquilamente la jubilación intelectual.

A mí también me produce alegría esa garota de Ipanema. y escucho la canción cantada por Eugenia León mientras te escribo.

Intenté un diálogo con Savater a partir de mi post reciente pero él no consideró pertinente rebajarse a participar. Entiendo las razones de alguien tan importante. Cada uno se mueve en los niveles que considera suyos.

Un cordial saludo.

José Luis Martínez Clares dijo...

Me adhiero con la misma frivolidad. Para no ser menos. Saludos

Isabel Huete dijo...

A ti te pasa con K. lo que a mí con Huete... :))

Ramón Besonías Román dijo...

Bien apunte el de Spinoza. El marrano de Dios, Spinoza, un bicho raro para su época (y quizá hoy también), ponía en el centro de su filosofía la "alegría", no la impostada, la real, cualificada por la duración del goce, la plenitud del momento. Mal gobierno aquel que produce más pesares que alegrías a sus ciudadanos. Mal ser humano aquel que sale de este mundo regalando más desgracias que goces.

Bien, Emilio, bien por recordarme a uno de los mejores filósofos. A los que más sigo, en vena.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...