15.7.11

El cisne metafísico



Vi hace poco un cisne en un estanque tan a lo suyo, tan perfecto, que me vino una iluminación: quién fuese cisne, pero después caí en la cuenta del absurdo. Los cisnes, ni siquiera los de más acendrado fuste, cisnes (pongamos) con un coeficiente intelectual notable, cisnes de lago de Tchaikovski o negros de Oscar, disfrutan con todo lo que a mí me fascina y envalentona en una barra de bar, con los amigos, arracimados y frívolos, arrimando soluciones a los problemas del mundo bien aprovisionado de sintagmas, pertrechados de birra y humo, felices en la clausura consentida del stress o del vértigo de afuera. Y ensimismado en esta revelación, regreso a mis escarceos filosóficos y someto al dictado de la cordura (la mía, al menos) la existencia de Dios y el sexo de los ángeles. Cuando el cisne desaparece de mi cerebro, abandono estas cogitaciones imprudentes y me enfango en el fútbol y en el sexo, que me procuran deleites más terrenales. Lo de la religión va por días y va pudiendo la sensación de que vivo mejor sin el concurso de sus tentaciones morales. La condición de las bestias no les permite la razón ni la devoción teológica. Pero el cisne en El Retiro, tan a lo suyo, insisto, frente a la hermosa Casa de Cristal, no da para más y el post se cierra sin haber (as usual) dicho prácticamente nada. Ha sido mi cisne metafísico de hoy. Buenas las noches.

2 comentarios:

Juanmi Ochoa dijo...

Ese cisne suyo me hizo pensar en la bestialidad de los hombres, en que no son cisnes, pero obran como si no tuvieran cabeza ni sintieran compasión ni ternura hacia sus semejantes, como si fuesemos incapaces de cruzar un estanque sin otro cometido que eso mismo, cruzar el estanque. Somos complejos y debieramos ser sencillos. Los cisnes son sencillos y son en su belleza, complejos. No me aclaro yo mucho pero espero que me entienda. Un saludo afectuoso. Y enhorabuena por su entera página.

Ramón Besonías dijo...

La realidad ensí misma no es bella; somos nosotros quienes la convertimos en bella a través de nuestra mirada "metafísica". Fuera de esto, un cisne -Wikipedia dixit- es solo una manera de referirse a varios tipos de aves acuáticas anseriformes de la familia Anatidae, la mayoría del género Cygnus.

De todas, todas, me quedo con mi condición humana. Poder contemplar las cosas y extraer de ellas un pedazo de belleza...