27.7.09

El díficil arte de ser George Kaplan



El Gordo le está contando al Dandy (que es Thornhill y luego Kaplan y siempre Grant) que corra delante de la avioneta en el campo de trigo y el Dandy le está diciendo al Gordo que nadie como él es capaz de mover un traje de mil dólares con la muerte pisándole los talones.
.

4 comentarios:

Isabel Huete dijo...

La ocurrencia de la conversación es genial. No sé qué haría Mr. Camps si tuviera que correr con sus trajes manchados de miseria.
Besos, amigo.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Mr. Camps no corre nunca: los politicos no corren. Además no tienen el glamour de Cary Grant. Más quisieran; arrasarían en las urnas... Aunque hablan naderías...

Alex dijo...

Cincuenta años no son nada. Las trasparencias siguen siendo horribles y los defectos de guión cada vez más visibles. Pero la obra maestra sigue ahí. Inamovible, como el peinado de George Kaplan en el monte Rushmore.

Bowie dijo...

jajaja, muy bueno

va el abrazo