23.5.08

Tony Soprano


Primero fue la bandada de patos en la piscina. Luego ejemplares sueltos en vuelo casual que acentúan la zozobra espiritual del gángster al que la ansiedad lo postra en un estado de indefensión, de fragilidad muy parecida al estado natural del pato. Tony Soprano me escolta estas últimas noches al sueño. La lírica chabacana del vanidoso capo, su épica de pasta y balas, entrega horas de absoluta fascinación. Suelo llegar tarde a muchas cosas, pero compenso con devociones íntegras. A punto de acabar la primera temporada, ésta lo es.

1 comentario:

Consigliere dijo...

Si eres fan de la serie espero que te pases por www.lossoprano.tv y disfrutes de la web.
Un saludo.